Equinoccio de Otoño, empieza la nueva etapa




Ayer 23 de septiembre pasamos la linea del Equinoccio y así ya estamos en otoño. Es una época del año que me gusta ya que supone el principio de una nueva etapa. De pequeña empezaba la escuela después de las vacaciones de verano y hoy en día retomo el trabajo regular en consulta semanal después de un verano de descanso.

Esto de empezar la nueva temporada a mi me lleva a hacer balance y agradecer lo que he conseguido a nivel personal y profesional el último año, decidir con que sigo y con que no quiero continuar y plantearme nuevos propósitos, nuevos retos a caminar con entusiasmo. Lo mejor de todo esto es poder observar la maravilla de que tal como es adentro es afuera ya que el Equinoccio de otoño es época de balance para la Tierra también, es el momento del año en el que día y noche duran lo mismo, creando un equilibrio que tiende poco a poco a decantarse hacia la oscuridad otoñal. También es época de agradecimiento, ya que la última cosecha se hace en este momento del año y con ello se seleccionan las semillas que se pondrán en la tierra cuando llegue el próximo Equinoccio, el de primavera. Y así es como de forma milagrosa tenemos una nueva oportunidad para darnos cuenta de que no estamos separados de lo que nos rodea, así que ya sabes.... las hojas se van a empezar a caer dentro de poco y después de esta época de agradecimiento tocará soltar también dentro.


Y si estamos empezando una nueva temporada y vamos hacia el otoño, toca prepararse para la época fría y oscura ¿a que si? Pues para ello va este post en realidad, además de desearte un feliz otoño darte unas ideas para que puedas empezar esto nuevo que está por llegar sin estrés y con las defensas en forma. Para esto me vienen un conjunto de plantas, las adaptógenas que como su nombre indica nos ayudan a adaptarnos a esta nueva etapa. Estas plantas son raíces que crecen en lugares fríos y oscuros, plantas que se adaptan a climas y terrenos difíciles y gracias a esta capacidad de adaptación que tienen están cargadas de sustancias que suben nuestras defensas al tiempo que aumentan nuestra resistencia al estrés físico y mental. Son tónicas generales del organismo y antioxidantes. Hay muchas, pero hoy te recomiendo dos de ellas, que no tienen efectos secundarios:


Rodiola (Rhodiola rosea)

Eleuterococo o Ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus)

Te animo a escoger una una de estas dos y tomarlas en comprimidos, dosis de entre 500 y 1000mg por la mañana en ayunas antes de desayunar, verás como el organismo tiene un apoyo extra de vitalidad


Y si eres del club de los amantes de la Aromaterapia y los aceites esenciales te paso una fórmula muy otoñal:

Aceite esencial de Tomillo tujanol 20 gotas

Aceite esencial de Ravintsara 30 gotas

Aceite esencial de Incienso 30 gotas

Aceite vegetal de avellana, macadamia o jojoba 100 gotas

Poner unas 5 gotas en cada antebrazo, plexo y planta de los pies cada día por la mañana. Esta formula ayuda a subir las defensas, calentar el cuerpo y mantener a raya el estrés.


Feliz otoño...

CENTROS

Carrer Minerva

Barcelona

VER MAPA

CONTACTO

Lun - Vier 10 h - 20 h

Fin de Semana: WhatsApp

 

madevaurvashi@gmail.com

Tel: +34.679.006.210

 

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco